The venture takes place on my grandmother’s farm, called Santa Teresita. This is a farm blessed by God, with its own water that comes from the hills, irrigating the entire farm, allowing the planting of avocado, papaya, pituca, banana and delicious coffee. At 1300 meters above sea level, with a perfect ecosystem for heat, humidity, shadow and light. Unfortunately, there is no good access to reach the farm, so we have to walk one kilometer into the jungle. There is no electricity either, so being there, we are cut off. When night falls and you have to return home, the moon wonderfully accompanies you and guides you on the way back. The farm was bought by my grandparents Silvino Rodríguez and Teresa Martínez with a lot of effort and tenacity in 1960. The farm gave them food and covered their basic needs, while they had the strength to work the fields. Four decades later, following the cycle of life, they departed for eternity with God. Now, what would happen to your chacrita? One of the four children, my aunt Felia; who is a widow and has no children in her care, she offers to watch over and take care of the farm to make it grow. Well, she has a lot of vitality due to her good nutrition and she is used to field work. Twenty years passed like this and it was not easy to maintain the fund. There are many costs to assume, there are no good buyers and those who arrive pay a very low price, arguing that their coffee is common (which was not true).

This has been the case for years and has depleted its own economy; however, she refuses to leave the land that her grandparents left behind. Every day, she heads to prune the weeds that grow in the fields, crossing the muddy boundaries due to the rain, so that her coffee trees do not die and keep alive the legacy of her parents, my grandparents. Without asking for help from her brothers, who are busy with their day to day, in a difficult and unequal economy that Peru has; she has kept going, until she couldn’t take it anymore… The harvest of 2019 could have been lost, if it weren’t for the fact that my aunt communicated the following: “Brothers, the harvest is going to begin and everything has been a loss for me, I have no money to pay the staff and I’m going to lose everything.» So it was that on Saturday, my aunt arrived in Lima and visited my mother, just four days after I had had a profound breakdown in my life… On Tuesday night, I experienced an existential emptiness in my heart, one of those that you feel that nothing fills you up and you ask yourself: what am I good for?, where am I going?,
Show me the way, Lord! I asked, kneeling before Him. I did not imagine that this meeting with my aunt was the answer that God was giving me. And it is so, that the simple desire to leave Lima to distract myself, motivates me to offer my labor to my aunt Felia. A few days later, I was experiencing my aunt’s ordeal firsthand; in a small room with no amenities, with the basics for sleeping and utensils for preparing food. Bartering with the people: «I give you bananas, you give me chips… I have avocado, you have corn.»

 

On Monday, at 4 in the morning, we prepare breakfast, consisting of an infusion of field herbs and some old cookies. After eating, we headed to Fundo Santa Teresita. I was behind my aunt, stepping on the same footprints left by her 80th birthday; marveling at that immense sea of green trees in which she immersed me every time we advanced. At that moment, when she had passed me about a hundred steps, I saw her… She and the field, I understood that only LOVE was capable of motivating a person to do that daily chore. Suddenly, an epiphany sprouted from my heart: «Give everything for those you love.» That was the answer God gave me. The rest is already known history. It was proven that our coffee has a high score and being in that privileged place gave me a NEW MISSION: Continue the legacy of my grandparents and help my aunt Felicita in her work; in order to make our wonderful products available to the entire world.

El emprendimiento sucede en el fundo de mi abuela, llamado Santa Teresita. Este es un fundo bendecido por Dios, con agua propia que sale de los cerros, irrigando toda la chacra, permitiendo la siembra de palta, papaya, pituca, plátano y el riquísimo café. A 1300 msnm, con un ecosistema perfecto para el calor, la humedad, la sombra y la luz. Lamentablemente, no hay buen acceso para llegar hasta el fundo, por lo que tenemos que caminar un kilómetro hacia el interior de la selva. Tampoco llega electricidad, por lo que estando allí, estamos incomunicados. Cuando cae la noche y hay que regresar a casa, la luna, maravillosamente te acompaña y guía en el camino de vuelta. El fundo fue comprado por mis abuelos Silvino Rodríguez y Teresa Martínez con mucho esfuerzo y tesón en 1960. La chacra les dio alimento y cubrió sus necesidades básicas, mientras tenían la fuerza para trabajar el campo. Cuatro décadas después, siguiendo el ciclo de la vida, ellos partieron a la eternidad con Dios. Ahora, ¿Qué pasaría con su chacrita? Uno de los cuatro hijos, mi tía Felia; quien es viuda y no tiene hijos a su cargo, se ofrece a velar y cuidar de la chacra para hacerla crecer. Pues ella cuenta con mucha vitalidad por su buena alimentación y está acostumbrada al trabajo de campo. Pasaron así, veinte años y no fue nada fácil mantener el fundo. Hay muchos costos que asumir, no hay buenos compradores y los que llegan, pagan un precio muy bajo, aduciendo que su café es común (lo cual no era cierto).

Esto ha sido así por años y ha mermado su propia economía; sin embargo, ella se resiste a dejar las tierras que dejaron los abuelos. Diariamente, se enrumba a podar la maleza que crece en los campos, cruzando los linderos fangosos por la lluvia, para que no mueran sus cafetos y mantener vivo el legado de sus padres, mis abuelos. Sin pedir ayuda a sus hermanos, que están ocupados con su día a día, en una economía difícil y desigual que tiene el Perú; ella ha seguido adelante, hasta que no pudo más… La cosecha del 2019 podría haberse perdido, si no fuera porque mi tía comunicó lo siguiente: “Hermanos, la cosecha va a comenzar y todo ha sido pérdida para mí, no tengo dinero para pagar al personal y voy a perderlo todo”. Fue así que el sábado, mi tía llegó a Lima y visitó a mi madre, justo cuatro días después de que yo había tenido un profundo quiebre en mi vida… La noche del martes, experimenté un vacío existencial en mi corazón, de esos que sientes que nada te llena y te preguntas: ¿Para qué sirvo?, ¿Para dónde voy?,
¡Enséñame el camino, Señor! le pedí, postrada de rodillas ante Él. No imaginé que ese encuentro con mi tía, era la respuesta que me estaba dando Dios. Y es así, que el simple afán de salir de Lima para distraerme, me motiva a ofrecer mi mano de obra a mi tía Felia. A los pocos días, estaba viviendo en carne propia el suplicio de mi tía; en un cuartito sin comodidades, con lo básico para dormir y utensilios para preparar alimentos. Haciendo trueques con el pueblo: “Yo te doy platanitos, tú me das papitas… Yo paltita, tú maicito”.

El lunes, a las 4 de la madrugada, preparamos el desayuno, compuesto por una infusión de hierbas del campo y unas galletitas viejas. Luego de alimentarnos, enrumbamos al Fundo Santa Teresita. Yo iba detrás de mi tía, pisando las mismas huellas que dejaban sus 80 años; maravillada de ese inmenso mar de árboles verdes en los que me sumergía cada vez que avanzábamos. En ese momento, cuando ella me había adelantado unos cien pasos, la vi… Ella y el campo, entendí que sólo el AMOR era capaz de motivar a una persona a hacer ese trajín diario. De pronto, brotó de mi corazón una epifanía: «Darlo todo por los que amas». Esa era la respuesta que Dios me dio. Lo demás ya es historia conocida. Se comprobó que nuestro café tiene un alto puntaje y estar en ese sitio privilegiado, me dio una NUEVA MISIÓN: Continuar el legado de los abuelos y ayudar a mi tía Felicita en sus labores; para así, poner nuestros maravillosos productos a disposición del mundo entero.

Receta de Café Americano

El Café Americano es un tipo de café que se creó añadiendo agua caliente a un Espresso. Tiene su origen en la 2da Guerra Mundial, pues era la manera en que los baristas italianos imitaban el sabor del café de filtro para los soldados estadounidenses que estaban en Italia.

☕ 𝑷𝒓𝒆𝒑𝒂𝒓𝒂𝒄𝒊𝒐𝒏:
✅ Pon a hervir agua.
✅ Prepara un Café Espresso en tu cafetera italiana y viértelo en una taza grande.
✅ Añade la cantidad deseada de agua caliente al Café Espresso o hasta que la taza esté llena.
✅ Puedes agregar azúcar a tu gusto (aunque para muchos, se disfruta mejor sin ningún tipo de adición).
✅ Remueve un poco y ya estará listo para servir y tomar.

Receta de Café Latte Macchiato

El Café Latte Macchiato está compuesto por 2/3 de leche y 1/3 de café. “Macchiato” en italiano significa “marcado”, ya que se “marcan” 3 capas. La bebida queda dividida en: la leche líquida en el fondo, el Espresso en el medio y la espuma flotando encima.

☕ 𝑷𝒓𝒆𝒑𝒂𝒓𝒂𝒄𝒊𝒐𝒏:
✅ Pon a espumar de 150 a 200 ml de leche, usando una batidora o cafetera de filtro hasta obtener buen volumen y estabilidad en la espuma.
✅ Vierte la espuma de leche tibia en un vaso hasta que esté aproximadamente 3/4 lleno.
✅ Ahora prepara el Espresso. Por lo general, se necesitan alrededor de 25 a 30 ml de Espresso para un Latte Macchiato.
✅ Vierte lentamente el Espresso en el vaso. El Espresso debe fluir a través de la capa superior de espuma y acumularse al medio del vaso.
✅ Finalmente, cubre el agujero que ha quedado en la parte superior con un poco de espuma de leche.

Receta de Café Espresso

El Café Espresso se obtiene pasando agua a 92° C a alta presión (por lo general a 9 bares) durante 25 segundos aprox. sobre café molido y prensado. ¡𝑬𝒔𝒕𝒆 𝒄𝒂𝒇𝒆 𝒆𝒔 𝒑𝒆𝒓𝒇𝒆𝒄𝒕𝒐 𝒑𝒂𝒓𝒂 𝒒𝒖𝒊𝒆𝒏 𝒂𝒎𝒂 𝒍𝒐𝒔 𝒔𝒂𝒃𝒐𝒓𝒆𝒔 𝒇𝒖𝒆𝒓𝒕𝒆𝒔!

☕ 𝑷𝒓𝒆𝒑𝒂𝒓𝒂𝒄𝒊𝒐𝒏:
✅ Llenar el filtro cónico de la cafetera con el café molido muy finamente. Al poner el café, sacudir el filtro para nivelar el café.
✅ Llenar el recipiente inferior con agua hasta la mitad.
✅ Colocar el filtro cónico sobre el recipiente inferior de la cafetera.
✅ Enroscar el recipiente superior sin apretar en exceso.
✅ Poner la cafetera a fuego medio. Cuando el café empiece a salir por el tubo central, abrir la tapa.
✅ Al ponerse amarillento el chorro de café apagar el fuego y cerrar la tapa.

Kfest es una marca diferente de café que busca reivindicar la historia del café peruano y la vida del caficultor peruano. Kfest es liderado por Teresita, caficultora y productora de café, contamos con nuestro propio fundo cafetero ubicado en Chanchamayo – Junín a 1300 msnm, no te quedes sin probar un rico Café Kfest ☕

Los granos de Arábica pueden ofrecer una amplia complejidad de sabores una vez tostados y convertidos en bebida, lo que constituye la principal razón por la que se prefiere esta variedad pura. La planta Arábica es la más antigua. Se caracteriza por tener 44 cromosomas y ser autógama; es decir, capaz de autopolinizarse. No obstante, es más difícil de cultivar, ya que no sobrevive a los ataques de hongos ni de microorganismos.

Es una planta de sotobosque originaria de los bosques de las tierras altas de Etiopía, y por ende de hábitat de montaña. Es muy selectiva también en los suelos de plantación, que prefiere que sean ácidos, bien drenados y ricos en humus. Teme la luz solar directa, el viento fuerte y la lluvia intensa.

☕ Café Arabica
✅ Forma alargada y fisura curva
✅ Sabor complejo y bien equilibrado
✅ Crece a 600/2000 msnm
✅ Representa el 70% de la producción mundial
✅ Plantas sensibles que requieren más cuidados

✅ Su nombre científico es Coffea Arabica
✅ Originaria de las regiones montañosas de Etiopía
✅ Crecen en climas subtropicales (mucha humedad, tierras ricas y temperaturas constantes)
✅ Prospera de manera satisfactoria en regiones de América Latina, Asia y África
✅ Su recolección es complicada y costosa

La planta Robusta es una especie diferente que solo tiene 22 cromosomas, por lo que se necesitan dos plantas para polinizarse y reproducirse. Sin embargo, a diferencia de las otras especies, también crece en las llanuras. Además, es mucho más tolerante a la composición del suelo, a las condiciones climáticas y, sobre todo, es mucho más resistente a las enfermedades, de ahí su nombre. Básicamente, es un cultivo menos costoso, lo que también repercute en el precio del producto final.

Dadas las características del Arábica, es comprensible que en el mundo se prefiera el consumo puro de esta especie al del Robusta. A pesar de ello, cuando se trata de preparar un espresso italiano, esta diferencia en el uso de ambas especies por separado no es tan marcada, ya que es posible realizar mezclas que contengan ambas calidades de café y, a partir de la hábil dosificación de los tostadores (que casi siempre son el resultado de selecciones secretas de distintos tipos de café) crear nuevas e infinitas mezclas aromáticas.

☕ Café Robusta
✅ Forma redonda y fisura recta
✅ Mayor concentración de cafeína
✅ Crece a 300/600 msnm
✅ Utilizado habitualemente como café instantáneo
✅ Plantas resistentes que florecen todo el año

✅ Su nombre científico es Coffea Canephora
✅ Descubierta en el Congo belga en los año 1800
✅ Plantas resistentes a variaciones climáticas
✅ Prospera de manera satisfactoria en regiones de África, Brasil y Asia
✅ Crece en grandes extensiones con alto rendimiento por planta

Ahora que conoces las diferencias, un café de especialidad entenderás que se hace con café arabica. Nuestra marca Café Kfest es un café de especialidad hecho de 100% arabica en sus variedades Caturra, Typica, Catimor y Catuai. Es elaborado a más de 1,300 msnm por campesinos que cosechan amando a su tierra. Asimismo, Kfest promueve la valoración del caficultor peruano mediante un comercio justo ¡envíanos un mensaje si deseas probarlo!

Conversar
1
Hola 👋, Café Kfest te saluda, ¿En que podemos ayudarte?